Sin Moño y Sin Bolsita, ¡por favor!

sin-bolsita-por-favor05

(sedema.df.gob.mx) –  Si somos lo que comemos, también somos lo que desechamos. Nunca mejor aplicado que en nuestra sociedad actual. Basta echar una ojeada a cualquier depósito de basura para contar todo sobre nosotr@s: qué comemos, cómo amamos, en qué creemos, cómo vestimos, cómo nos transportamos, qué nos quita la sed, de qué recursos naturales dependemos, cómo nos comunicamos, etc.

A pesar de que la basura es el terrible espejo de nuestra sociedad, resulta asombroso lo ajenos que nos sentimos a ella. Nuestro conocimiento se limita a separar en orgánico e inorgánico y a sacar rápidamente de la casa las bolsas de plástico llenas de basura, porque huelen mal, ocupan espacio y son feas. Creemos que al sacar la basura de casa, el problema se ha acabado. En realidad, no ha hecho sino empezar.

sin-bolsita-por-favor03

En Sin moño y sin bolsita, por favor, te vamos a contar todo sobre la basura y los residuos: cuánta produces, de qué tipo, cuándo es basura y cuándo son residuos, por qué cada día produces más, cuáles son las consecuencias de que estemos inundando nuestra ciudad y nuestro planeta de residuos, qué pasa con la basura nuestra de cada día, quiénes se ocupan de ella, cuánta gente interviene para manejarla, por ejemplo, esa botella de refresco que desechas diariamente.

Por supuesto, también te diremos qué hacer para reducir tu producción de residuos, dos cosas muy básicas que te vamos adelantando: consume sólo lo que realmente necesitas y di no a las bolsas, los moños, las cajas y demás empaques.

sin-bolsita-por-favor08

La gran mayoría de las envolturas están hechas de plásticos (polímeros sintéticos) de origen petroquímico, es decir, están hechos de petróleo, ese recurso finito que se está agotando y cuya quema contribuye al cambio climático global.

el plástico como basura Si bien en nuestro país y en nuestra ciudad la forma más práctica y económica de evitar que la basura se disperse, se moje o entre en contacto con insectos o roedores, es ponerla en bolsas de plástico, de eso a utilizar 150 bolsas por año por persona, hay una enorme distancia.

De acuerdo con el dictamen de las bolsas de plástico de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, 90% de las bolsas de plástico acaban su vida en desagües o cómo basura que se acumula en drenajes. El destino final de esta ruta son los mares. Como sabes, cada año cientos de ballenas, delfines, tortugas y aves marinas mueren asfixiadas por bolsas de plástico.

Otras bolsas y empaques ligeros vuelan y se esparcen, terminando en ríos, barrancos, jardines, calles y lotes baldíos. Por si esto no bastara, las bolsas y otros empaques pueden tardar hasta 100 años en degradarse.

Estos son los plásticos más importantes:

sin-bolsita-por-favor04

sin-bolsita-por-favor01 sin-bolsita-por-favor02 sin-bolsita-por-favor06 sin-bolsita-por-favor07