Leyes del metro de la Ciudad de México

  1. Nunca falta la quien que se queda de ver debajo del reloj, o en las escaleras.
  2. La parejita de novios comiéndose a besos, causando la envidia de los demás.
  3. Salir por la entrada, cosa que nadie respeta.
  4. Cuando el jetón en su rico «Pistachito» se saca los mocos y los engulle con placer.
  5. No podemos olvidar al que sube al metro usando el celular en el cinturón que mide mas de 20 cm. de largo y un radiolocalizador con pantalla parecida a la de un Gameboy, ya sea uno de un lado y otro del otro, o bien, ambis en el mismo lado.
  6. El vale madre que se sienta en los lugares reservados a incapacitados, ancianos, mujeres embarazadas y con niños en brazos.
  7. La torteada al entrar o salir del vagón.
  8. El pendejo arrimándote el camarón mientras uno va sentado a lado del pasillo.
  9. La bolita de cuates que pretende llamar la atención hablando muy fuerte y haciendo toda clase de pendejadas para hacer reír a la gente.
  10.  El güey que se siente carita y va coqueteando con la que se le pare enfrente.
  11. El maricón tratando de ligarte desde el otro lado del vagón.
  12. La mamacita que no te pela.
  13. Los pinches escuincles que entran corriendo para ver si alcanzan lugar.
  14. Los mismos escuincles con sus mochilas cargadas y pesadas hasta su madre recorriendo los pasillos golpeando a todos.
  15. La señora regañando a sus hijos, tratando de que se estén sosiegos.