Las Aparicio

Las Aparicio es la primera telenovela creada por Argos Comunicación para Cadena Tres. Protagonizada por Plutarco Haza y Gabriela de la Garza. Producida por Epigmenio Ibarra y dirigida por Moisés Ortiz Urquidi y Rodrigo Curiel. Se estrenará el 19 de abril de 2010 a las 22:00 horas por Cadena Tres y constará de 120 capítulos.

Tres generaciones de mujeres que comparten una extraña tradición familiar: todas han quedado viudas en circunstancias extraordinarias; todas dan a luz exclusivamente a niñas.

El fenómeno puede ser explicado lo mismo desde la lógica más impecable, que desde las paradojas del realismo mágico. Si lo suyo es una maldición, una trampa del inconsciente o una mera casualidad, queda a discusión de los múltiples personajes y circunstancias que las rodean.

Lo importante es que las Aparicio no vinieron a este mundo a sufrir: son mujeres contemporáneas, urbanas, decididas a tomar las riendas de su vida; la viudez les ha enseñado a no necesitar a los hombres para sobrevivir: ahora los tienen porque quieren y porque pueden.

La matriarca del clan es Rafaela Aparicio, una alvaradeña que tras enterrar a tres maridos muertos en accidentes por demás tragicómicos, sacó adelante a tres niñas a las que crió como unas guerreras a la medida de sí misma.

Le siguen sus hijas, Alma Aparicio –la viuda de un hombre de negocios asesinado en circunstancias nunca esclarecidas–, quien también tuvo que empezar de cero hasta llegar a convertirse en la capitana de un próspero y discreto servicio de acompañantes masculinos para mujeres de alto nivel; Mercedes Aparicio, una aguerrida abogada y madre de dos niñas, viuda de un abogado que murió de un infarto en los brazos de otra mujer, quien tomará el mando del bufete de su difunto esposo con las consecuentes broncas con el socio de él, y con su propio amante, un médico casado; Julia Aparicio, una joven actriz que se rehusa a casarse por obvias razones, pero tendrá que definirse entre un hombre compulsivamente infiel y la incipiente atracción que le produce su mejor amiga, quien es gay declarada.

Elenco

  • Plutarco Haza  como Leonardo Villegas
  • Gabriela de la Garza como Alma Aparicio
  • Ximena González Rubio como Mercedes Aparicio
  • Liz Gallardo como Julia Aparicio
  • María del Carmen Farías como Rafaela
  • Eduardo Victoria como Claudio
  • Marco Treviño como Máximo
  • Erik Hayser como Alejandro López Cano
  • Lourdes Villarreal como Aurelia
  • Erendira Ibarra como Mariana
  • Aurora Gil como Mara
  • Silvia Carusillo como Isabel
  • Manuel Balbi como Mauro
  • Paulina Gaitán como Iliana
  • Eva Sophía Hernández como Isadora
  • Alexandra de la Mora como Karla
  • Tania Angeles como Dany
  • Nestor Rodolfo como Tomas
  • Mario Pérez Alba como Armando
  • Román Walter como Jorge

Rafaela Aparicio. Veracruzana, alvaradeña de armas tomar; descendiente de una familia cafetalera de alta raigambre en los Tuxtlas. Una cabrona hecha y derecha, a la manera del manual. Cuando se le preguntó a Dustin Hoffman sobre el éxito de su matrimonio, él contestó: “Los hombres somos malos bichos por naturaleza, así que la única manera de que un matrimonio sea feliz, es que le tengas terror a una mujer”. Esta máxima podría estar escrita bajo los tres retratos de bodas que descansan en el buró de Rafaela, con tes difuntos maridos a quienes ellas cariñosamente se refiere como “esos hijos de la chingada”: Virgilio, el padre de Alma, muerto por la moridda de una serpiente ponzoñosa, a cuya descendencia aún sigue visitando Rafaela en el zoológico; Tarsicio, el padre de Mercedes, muerto por obra de un misterioso envenenamiento por hongos y Fito, el progenitor de Julia, quien murió en un accidente de paracaidismo del cual Rafaela hasta la fecha reprocha: “Yo le dije que no se subiera a ese avión, yo se lo dije… y la primera vez que el muy imbécil me desobedeció, fue la última”. Sobre estas muertes corren toda clase de historias: que la propia Rafaela las provocó, que inconscientemente orilló a sus maridos al suicidio, que son el resultado de una maldición proferida muchas décadas atrás por una bruja de Catemaco… El caso es que la repetida viudez no hizo sino fortalecer el ya de por sí recio carácter de Rafaela, quien tras la muerte de su segundo marido, cargó hijas y cachivaches para empezar de nuevo la vida en la Ciudad de México, llegando a amasar una apreciable fortuna con un negocio de comercialización de café. Desde la vetusta mansión que comparte con sus hijas y nietas, Rafaela dirige -o pretende dirigir- la vida de todas con mano férrea al tiempo que amorosa.

Alma Aparicio. Bella, distinguida, elegante. La empresaria, mujer de negocios, se mueve en las altas esferas a través de una exclusivo Centro Cultural denominado “El Atelier, AC”, que funciona como fachada de un discreto servicio de escorts masculinos que lo mismo acompañañ a sus elegantísimas clientas a una cena de negocios, que a la cama. La historia de su vida es tan poco convencional como su negocio: a los dieciocho años causó escándalo cuando se enamoró y se fugó con Máximo Delacroix, un hombre venticinco años mayor que ella, el poderoso capitán de un imperio de toda clase de giros más o menos ilegales… hasta que el marido fue asesinado en circunstancias turbias -hay quien dice que por intervención de Rafaela, o incluso, de la propia Alma–. Sea como sea, la muerte de Máximo es un secreto muy bien guardado que sólo parecen compartir madre e hija. Tras tener que huir por su vida y la de su hija literalmente con la ropa que ambas traían puestas, Alma lloró a su marido exactamente una semana, y luego se dedicó con la misma pasión a levantar su próspera empresa. Tiene una hija de 10 años que estudia en el extranjero.

Mercedes Aparicio. Abogada de profesión, carrera que estudió al tiempo que se casó con Alberto Castro, un compañero de la facultad y se convirtió en madre de una hija de 11 años. Por decisión propia, y creyendo romper así la tradición familiar, dejó la que se avizoraba como una prometedora carrera para dedicarse a su matrimonio y su hija… hasta que su marido – a quien Mercedes creía intachable –, tuvo el buen gusto de morirse de un infarto mientras tenía sexo con otra mujer. Lejos de tirarse al drama o de sentirse “víctima”, Mercedes adoptó una posición cínica en torno al matrimonio, la fidelidad y el sexo.

Julia Aparicio. Aspirante a actriz, se gana la vida con un negocio de catering que comparte con Mariana, su mejor amiga. Julia mantiene un tórrido y prolongado romance con Armando Santillán, un futbolista con el cual no se ha decidido a formalizar por dos poderosas razones: una, el miedo jamás admitido a repetir la tradición familiar de la viudez, y segunda y más importante, él es un infiel patológico. La realidad es que Julia es una mujer dividida entre su adicción física a Armando, y la creciente atracción que empezará a sentir por Mariana, quien es abiertamente declarada gay, con quien habrá de transitar por esa delicada etapa que muchas mujeres experimientan para definirse entre las alternativas de identidad sexual que actualmente existen: hetero, homo o bisexual?

Leonardo Villegas. Empresario y seductor serial; su pasión por el dinero y los negocios es casi tan grande por la de las mujeres bellas. El libertino perfecto, dueño de todas las virtudes y defectos que las mujeres aman y odian con la misma pasión en este tipo de personajes: es arrogante, es misógino, es aparentemente amoral… y sin embargo, es irresistible.

Ver episodios en Internet

Videos

Ver Episodios en Internet

Síguelas en Twitter…

O en Facebook

Con información de:
Wikipedia
lasaparicio.com
posters.detelenovelas.com