En defensa del Agua: Protesta contra la publicidad en TV de Cerveza Sol

youtube-cerveza-sol-desperdicio-agua

cerveza-sol_desperdicio-agua-02

El siguiente video de la publicidad que Cerveza Sol tiene al aire ha generado una protesta, lidereada por Julieta Angélica Soto. Quien desde el poder del consumidor fundamenta  porque el ahorro del agua en estos tiempos es una prioridad. Las marcas deberían promover.

La carta integra:
En defensa del Agua: Carta de protesta contra la publicidad televisiva de Cerveza Sol

A la atención de

Jorge Luis Ramos Santos

Director General de Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma

A las televisoras Tv Azteca y Televisa,

A Jose Luis Luege Tamargo, Director General de Conagua,

A la Secretaría del Medio Ambiente del DF

Al Consejo de la Comunicación

A las asociaciones civiles en lucha por una cultura del cuidado del agua

A todos mexicanos interesados en la defensa del agua

Apreciables señores:

Soy una habitante de la ciudad de México de treinta años de edad y antes que televidente o consumidora me considero ciudadana.

Recuerdo los años de infancia en que era un juego común arrojar globos llenos de agua para refrescarse ante el inclemente calor y aunque cuando eramos niños no existía una cultura muy desarrollada del cuidado del agua, este era un acto muy común y era aceptado socialmente como una práctica divertida.

Sin embargo, no tardé en identificar el error ante la grave situación que enfrenta no sólo el país, sino el planeta, por la escasez de agua. Aprendimos, mediante los cada vez más frecuentes recortes y racionamientos al suministro en colonias y hasta en delegaciones políticas, con las problemáticas fugas de agua, la deforestación, entre otras situaciones, que la idea de refrescarse en un día de calor y jugar con el agua no es divertida pues se corre el riesgo de perderla.

Es por ello que mediante la presente carta queremos manifestar nuestro total rechazo y desaprobación a la actual campaña de publicidad de Cerveza Sol, producto y marca de la Cervecería Cuahutémoc Moctezuma, donde se promueve -con su slogan “la vida es fresca” y mediante un irracional anuncio de televisión- el desperdicio y mal manejo del agua en la ciudad; así como nuestro rechazo a todos los productos y empresas nacionales o extranjeras que, mediante un erróneo manejo de conceptos en la comunicación, dan paso a sentimientos, deseos y creencias acerca de un producto a costa del mal uso del agua.

En el anuncio es posible ver como los ciudadanos acalorados entran en un extraño frenesí y comienzan a mojarse unos a otros arrojándose globos llenos de agua o lanzando cubetadas a los transeúntes o a los autos que pasan. Esa ciudad ficticia entera parece estar ajena a la idea de que el agua es un recurso no renovable, y los protagonistas del comercial son presentados con una actitud totalmente contraria a que un adulto joven y ciudadano consciente debería tener en la realidad.

La revista merca2.0 retoma la definición del concepto central de la campaña previa, “que no te atrapen, la vida es fresca” (1) diciendo que “el concepto busca transmitir a la gente, independientemente de su edad, la posibilidad de equilibrar una vida responsable, sin dejarse atrapar por determinados esquemas o comportamientos, e invitar a todos los consumidores a escapar de las situaciones, actitudes aburridas que atentan contra la diversión, a mantener un espíritu divertido y fresco.”

De forma contradictoria, en su página de Internet, la Cervecería Cuahutémoc Moctezuma asegura que desde 1993, la empresa implementa una cultura del uso responsable, racional y eficiente del agua, y que además lo hace en apego a una cultura de ahorro, pues son considerados factores determinantes para asegurar la sustentabilidad de la empresa y su comunidad.

Por ello nos ofende que se contradigan de tal forma con este comercial que alienta al desperdicio del líquido escudándose en la idea de diversión, pues como sociedad y consumidores, apelamos a la capacidad y creatividad de las empresas y sus agencias de publicidad para generar anuncios inteligentes y con un mínimo asomo de coherencia y de responsabilidad, ya no sólo con sus filosofías y políticas de empresa, sino con la realidad, dada la grave situación global de este recurso, indispensable para la sustentabilidad de todas las comunidades y los ecosistemas.

Se alega en la presentación del anuncio en youtube, que mucha del agua usada fue recreada de forma digital. No hablamos sólo del agua desperdiciada en la realización de su publicidad, sino del mensaje y el ejemplo que éste proporciona, pues contrario a sus supuestas políticas ambientales, no sólo se equivoca de modo infantil y despreocupado el modo de vender su producto, con una errónea idea de “frescura”, sino que además ofrece todo un catálogo de “ingeniosas ideas” para desperdiciar el agua, desde la guerra de globos y el uso de pistolas de agua, hasta el irresponsable uso de una manguera de bomberos para lanzar chorros de agua por las ventanas de un balcón hacia la calle.

Este pésimo ejemplo transmitido en cada bloque de comerciales en la programación estelar de televisión contradice la política ambiental, el supuesto compromiso con el medio ambiente y la responsabilidad social que tanto Grupo Femsa como dicha cervecería hacen alarde de poseer.

Nos parece inmoral y nos ofende la actitud promovida por los creativos de la agencia de publicidad Salado Media y la aprobación de dicho comercial por parte de los responsables de la marca, donde tratan de vender una idea errónea de frescura, basándose en el slogan “la vida es fresca” que prácticamente invita a todo ciudadano a vivir despreocupado del futuro de su comunidad y ecosistema y aparece como un ejemplo para la juventud y la infancia de cualquier país que vea este anuncio, no sólo los mexicanos.

Si las empresas líderes como la Cervecería Cuahutémoc Moctezuma poseen la capacidad económica de acceder a espacios de difusión masiva como la televisión, y pueden difundir mensajes que persuaden a sus consumidores sobre las cualidades de sus productos, antes que nada deben considerar la responsabilidad social y moral que como empresas implica elaborar y difundir dichos mensajes, que generan en el televidente espectativas de su producto, pero que además fomentan valores erróneos y percepciones de la realidad y de cualidades sociales como el estatus, la riqueza y abundancia, que en este deleznable caso, hacen que el desperdicio irracional de agua se entienda como un acto positivo y hasta divertido.

Por ello, a la Cervecería Cuahutémoc Moctezuma no le pedimos ni la exhortamos, le exijimos que retire del aire esa campaña inmediatamente, de la TV y de los demás medios en que se haya usado esta campaña, radio, impresos, carteleras y material gráfico, además de que ofrezca a los espectadores y consumidores una disculpa pública.

Además, a partir de ahora, la Cervecería Cuahutémoc Moctezuma deberá adquirir el compromiso de hacer una labor social para enmendar el pésimo ejemplo de su mensaje y promover la educación y cultura del cuidado y el uso racional del agua, mediante campañas publicitarias que deberán ser accesibles visibles y constantes y que contribuya de verdad a implantar y consolidar una cultura del uso y aprovechamiento del agua mediante la difusión de una publicidad que fomente el cambio de actitud, de hábitos de consumo y el consiguiente cambio en el estilo de vida enfocado especialmente a respetar, ahorrar y conservar el agua.

La publicidad de Cerveza Sol vertida en ese comercial se resume en el uso inadecuado del agua para obtener frescura y la compara con lo refescante de su bebida, pero nunca vender un producto o tratar de adjudicarle cualidades justificará el desperdicio del agua en aras de la diversión y la vida despreocupada y “fresca”.

Pedimos que antes de iniciar una nueva campaña, revisen si los contenidos de la misma son coherentes con su filosofía y nuestra realidad, y si estos no atentan o dañan el concepto del uso del agua que nosotros tenemos.

Además, amonestamos la constante incoherencia de discurso que las televisoras que transmiten constantemente este y otros anuncios fomentan la equivocada idea de que los recursos naturales son gratuitos, eternos e inagotables, tanto en su programación como en la publicidad, y que al mismo tiempo tienen en sus respectivas fundaciones como Televisa Verde y Grupo Salinas todo un departamento que busca alentar el cuidado de la naturaleza y sus recursos.

Como medios de difusión de alcance masivo, las televisoras tienen la responsabilidad moral y la obligación de revisar y someter a un mínimo criterio la emisión de publicidad engañosa que atenta contra la integridad de los recursos naturales de nuestro país y del mundo.

La situación en la ciudad de México es ya de por sí alarmante por el suministro y uso del recurso natural, como para que las televisoras se dediquen sistemáticamente a emitir un anuncio que atenta todavía contra la lógica y la inteligencia de la ciudadanía.

Atentamente

Julieta Angélica Soto Zárraga

Y el Video: