Cámara oculta revela cómo las mujeres son constantemente acosadas ​​en la calle

acoso-callejero-a-mujeres-2

Slate – El acoso callejero de los hombres es algo que los hombres no ven. Literalmente: Cuando una mujer camina por la calle acompañada por un hombre , los otros hombres no hacen las molestan, solo cuando van solas.

Hollaback! es una organización anti-acoso callejero, se asoció con la agencia de marketing de vídeo Rob Bliss Creative para mostrar lo que  millones de mujeres siente al caminar por la calle cada día: es  agotador, degradante, y de vez en cuando, aterrador.

Para filmar el video, Rob Bliss Creative uso una mochila equipada con una cámara oculta y caminó por las calles de la ciudad de Nueva York durante diez horas delante de la actriz Shoshana B. Roberts, quien iba vestida con pantalones vaqueros y una camiseta y sosteniendo un micrófono en cada mano .

La cámara captó cómo los hombres se acercaban, mirando de reojo, y detrás de Shoshana los micrófonos registraban lo que le decían; los comentarios iban desde saludos ostensiblemente amistosas («Buenas tardes») a los comentarios no solicitados sobre el cuerpo de Roberts («¡Sexy!») a las órdenes absurdas («¡Sonrie!») a las expresiones directas («¡Alguien te está reconociendo por ser hermosa! deberías agradecer! «). El parloteo incesante (además del evidente acoso) Se suma a un recordatorio constante de que, sólo para caminar desde el punto A al punto B, algunos hombres creen que los cuerpos y las mentes de las mujeres deben ser accesibles para ellos a su voluntad.

«¿Cómo estás esta mañana?» No suena tan siniestro. Pero cuando un desconocido masculino lo grita, es sólo para llamar la atención.

acoso-callejero-a-mujeres-4

acoso-callejero-a-mujeres-6

acoso-callejero-a-mujeres-3

acoso-callejero-a-mujeres-1

acoso-callejero-a-mujeres-5

Bliss registró más de 100 casos de acoso verbal  y no incluye guiños y silbidos.

Amanda Hess, productora del video, mostró el resultado de su esperimento a algunos hombres en su oficina para conocer su opinión: «Yo sabía que esto sucedía, lo veo y oigo de vez en cuando, pero la frecuencia con la que ocurre en realidad es asombroso».

Un colega me dijo: «Como hombre gay (bastante obvio), me gusta pensar que sé algo acerca de ser vigilado y consciente de mí mismo en público, pero este estilo de confrontación directa es bastante rara». Otro dijo: El vídeo es un «gran recordatorio de cómo incluso los comentarios de la mayoría  aparentemente innocuous’-acumulan en el transcurso de una hora, el día y la vida, una terrible opresión».

El acoso captado por la cámara de Bliss ‘sólo capta la mitad de la ecuación: «En la realidad,» me dijo, “I pretty much only see the once-over from behind, which is legion, and is often accompanied with meeting another dude’s eyes like, amiright?”

Algunos hombres, sin embargo, aún no lo ven de la misma manera. En Twitter, algunos están dando la espalda a las pruebas, alegando que no es acoso, es sólo una molestia, y que se niegan a responder.

Si usted que lee esto no lo pudo ver después de ver este video, el problema no es sólo de aquellos hombres molestando a la chica. El problema es usted es parte de ese problema.