Tag Archives: Novedades

Kinectic de NM Type | Un homenaje a Alexander Calder

La tipografía Kinetic se une a la colección de tipografías que homenajean a artistas clave en la historia. Después de las tipografías que ensalzaban la obra de Mondrian, Miró y Kandinsky, ahora Kinetic se presenta como una sans geométrica inspirada en el arte de Alexander Calder.

Convierte tu auto viejo a uno eléctrico o ¿cómo hackear automóviles?

“Si no puedes tener algo, hay que hacerlo” —Álvaro de la Paz

Con ingenio hecho en México, Álvaro de la Paz y Héctor Ruiz García han encontraron la solución al gasolinazo y la contaminación. Adaptando un motor eléctrico, un mando de control y con un arreglo de baterías lograron por $6,000 pesos convertir cualquier auto pequeño en un eficiente vehículo eléctrico.

Héctor Ruiz García, director de la empresa Alto Rendimiento Automotriz que convierte los automóviles, detalló que se trata de la transformación a eléctricos que no contaminan, que usan baterías de litio o de plomo ácido conectadas en serie para conformar bancos cuyo voltaje va desde 48 a 144 volts, mismos que determinan la velocidad del automóvil. Con esta tecnología la unidad corre por encima de los 100 kilómetros por hora, idóneo para zonas urbanas donde el máximo reglamentado es de 40 a 80 kilómetros, por ejemplo en la Ciudad de México.
Otro beneficio es el ahorro económico. “Por ejemplo, ya comprobamos que con el gasto de 500 pesos semanales en gasolina para un automóvil de combustión interna, con el eléctrico se usa la misma cantidad pero bimestralmente, lo que se traduce en un rendimiento equivalente a cien kilómetros por litro, pagando electricidad en lugar de gasolina.

Para lograr estos beneficios, lo que hacemos es que un vehículo compacto, con 130 mil pesos, lo convertimos en eléctrico en una semana. Nosotros ponemos el motor, la controladora, las baterías, el plato adaptador a la transmisión, el cableado de potencia y el cargador para que la gente pueda tener un vehículo listo para circular”, describió Ruiz García, licenciado en Informática por la UNAM.
El proceso de conversión inicia con la extracción del motor de combustión interna, después se diseña la adaptación del motor eléctrico al vehículo antiguo, posteriormente se traza el espacio que alojará el banco de baterías, es decir el equivalente al tanque de gasolina de un coche de combustión interna.

La transformación a automóviles eléctricos inició en 2011, cuando Héctor Ruiz se percató que dicha conversión era viable. “Actualmente el costo de los vehículos eléctricos nuevos no son accesibles, supera el medio millón de pesos, esto me despertó el deseo de que la sociedad tenga acceso a esta tecnología”.
Tras decidir convertir un automóvil a eléctrico, los emprendedores universitarios entregan el vehículo con un cargador, mismo que puede conectarse a cualquier enchufe existente; además de asesoramiento para el registro ante las autoridades correspondientes y contar con el permiso para circular diariamente.

Con un tiempo de vida de más de diez años, la empresa mexicana dedicada a la transformación, se ubica en el Estado de México y también ofrece mantenimiento al motor, requerido a los primeros 80 mil kilómetros de uso.
Por el momento, la tecnología ya se ha probado en diez vehículos, “no hay limitante en el tamaño del auto, solo que a mayor tamaño, se requiere una inversión mayor, pero podemos hacer cualquier conversión”, agregó.

Asimismo, se encuentran en proceso de registro de patente del cargador, mismo que fue diseñado por el equipo. “La importancia de estas conversiones a automóviles eléctricos reside en demostrar que esto es una tecnología al alcance de todos; nuestra intención es que no se aumente el parque vehicular, sino que de los existentes y obsoletos, se reutilicen para generar beneficios tanto económicos como sociales y ambientales”, finalizó Héctor Ruiz García. FUENTE: Agencia ID/Samara García H.

¿Te interesó?

Contáctalos: FB: AltoRendimientoAutomotriz

Ubícalos:

Av. Tecnológico 289 norte, Metepec, Estado de México, Zona Metropolitana de Toluca

+info: innovacion.unam.mx

vía: FB: AJ+español

Laurent Durieux y sus carteles de película retro-futuristas

Con un estilo vintage, el ilustrador belga Laurent Durieux crea impresionantes carteles ilustrados de famosas películas.

Laurent Durieux no vive en realidad en un mundo retro-futurista imaginado por H.G. Wells y diseñado por Raymond Loewy. En el mundo de Durieux, gigantescos robots se elevan sobre los bosques poblados por bestias míticas como Bigfoot y King Kong; por los cielos de la ciudad son vuelan grandes aeroplanos con forma de Snoopy, mientras vehículos de Buck Rodgers-como whiz por en los monorails delgados; Y los monstruos de la película se retratan como criaturas sensibles, víctimas de sus grotesqueries algo que venganza-alimentaron los demonios.

A pesar de que ha pasado dos décadas como diseñador y profesor, el ilustrador y artista gráfico de Bruselas, de 42 años, fue descubierto recientemente en Estados Unidos gracias a una serie de premios y comisiones destacadas, incluyendo una serigrafía en 2013 de ” Jaws “, que llamó la atención del director de la película, Steven Spielberg. La subida de la relativa oscuridad comenzó, sin embargo, en 2011, cuando Durieux fue nombrado uno de los 200 mejores ilustradores del mundo por la revista de publicidad internacional influyente Lürzer’s Archive.

Ese año, su película de animación corta, “Hellville”, fue seleccionada para la proyección en varios prestigiosos festivales de cine.

” Laurent Durieux beautiful work takes poster art to a high level. The images, which are stunningly executed, express ideas and themes of the movies he has chosen in new terms. They communicate much without words, and stand alongside the wonderful tradition of illustrative art.”
—Francis Ford Coppola

(“La obra de Laurent Durieux lleva el arte del cartel a un alto nivel: las imágenes, impresionantemente ejecutadas, expresan ideas y temas de las películas que ha elegido en términos nuevos: se comunican mucho sin palabras y se unen a la maravillosa tradición del arte ilustrativo . “)

+info: laurentdurieux.com

vía: designer-daily.com